22 sept. 2015

IX Japan Weekend Madrid



Pues una nueva edición de Japan Weekend vino y se fue, otro evento más lleno de líos, estrés y risas.

Esta empezando a ser divertido el que te encuentres con mucha gente un par de veces al año y es como si no pasara el tiempo, una charla corta es suficiente para ponerte al día y el resto se llena con anécdotas y risas de lo que va ocurriendo allí. Y vuelta a empezar en la siguiente convocatoria.

Pero este año nos hemos encontrado con dos anécdotas que no son buenas.




La primera la del día del montaje, según las normas a partir de las cinco de la tarde es cuando podemos ir al Pabellón de Cristal a llevar las cosas, lo normal seria que vas, montas lo mas complicado y ya vuelves al día siguiente para rematar lo poco que falta y abrir al publico; pero en vez de eso es la segunda vez que nos encontramos con que yendo a la hora indicada no solo no hay mesas o sillas colocadas en tu puesto sino que ademas muchas de las paredes de las marquesinas tampoco se han terminado de organizar.
Es un problema de organización algo grave para mi por que hay gente que viene desde lejos -Murcia, Barcelona, Sevilla...- y lo que en principio es llegar, descargar e ir al hotel a descansar del viaje, se convierte en un cabreo monumental y no saber la hora a la que vas a salir de allí. Por no hablar de que hubo gente que el sábado por la mañana no tenía mas que las paredes del stand, ni mesas ni sillas, solo las paredes de la marquesina y se habría en apenas una hora.

Eso por lo menos es solucionable de forma mas o menos fácil.



La segunda anécdota fue una de las cosas mas comentadas entre la gente de No Comerciales, la afluencia de publico que veíamos, con las tres plantas del Pabellón de Cristal abiertas uno cabria esperar que hubiera mas gente que en anteriores veces pero en vez de eso había zonas incluso vacías. Mas tarde hablando con gente de la organización y con algunos compañeros que se encontraron el problema sobre el aforo cuando estaban fuera, los cambios que se hicieron a ultima hora y sin avisar explicaron lo visto en el interior.
Para eso solo puedo pedir una previsión por encima de lo esperado en el evento, puesto que sera la única forma en que nadie se vea desbordado, o como a pasado en este caso, frustrado por no poder entrar al evento en cuestión.

Por lo demás, saludos a los sospechosos habituales a los que se incorporan Marivi y Womy.