16 feb. 2015

Chibi Japan Weekend de Madrid (Febrero 2015)


Decir que mi participación a este evento peligraba es quedarme corta, de hecho me quede fuera de la lista de admitidos al primer corte y después fue cuando me dieron la noticia de que, tras las primeras bajas, había conseguido stand. Me alegró por que es uno de esos eventos donde te puedes sentir a gusto rápidamente y la organización -caótica y desesperante en algunos momentos como el montaje- esta empezando a dar señales de que se esfuerza y quiere que el evento sea cada vez un poco mejor.

No, no le estoy haciendo la pelota a nadie salvo a los hechos que nos encontramos.



Uno de los handicaps que presentaba este evento es que quieren atraer cosplayers pero no se esfuerzan, o esforzaban, por que sea una experiencia agradable para todas las partes implicadas, es decir, quiero que hagan bonito, bueno y variado pero que no me incordien mucho. Hasta que te das cuenta que quieren cambiarse, lo que se traduce en colas kilométricas para ir al baño por que, por supuesto, no es plan de desvestirte/vestirte en mitad del pasillo.

¿Solución que para mí ha funcionado a las mil maravillas?

Los vestidores -con espejo y cortinas, por supuesto- que habilitaron para que se pudieran cambiar con total comodidad, eso hizo que el baño estuviera casi vacío por lo que las veces que acudías la cola era mínima y el único jaleo era lavarte las manos sin incordiar a la persona que se estaba maquillando.



Oruga Calva vigilandoel  fuerte.


Con eso dicho, para que mantengan esa idea en mente y la lleven a otras convocatorias, paso a lo que vi en la sección de No comerciales.

Las flamantes sillas nuevas.
Cambios en el equipamiento del tipo sillas y mesas -casi todas- nuevas, lo cual es una agradable novedad y demuestra que para la organización no somos “los que rellenan el espacio sobrante”, sino una parte mas del evento que quieren que siga acudiendo.

La “ronda de control” del encargado para saber si todo funcionaba bien y que quejas teníamos, que la hubo por parte de muchos y tiene nombre especifico: reventa, y mas concretamente los puestos de reventa.

En el contrato pone que esta permitido vender cosas de manufactura propia -a.k.a. hecho por ti mismo, con tus manitas, no con las manitas del vecino-, no esta permitido vender manga, anime o merchandising variado que se puede encontrar en los puestos de Comercial, el motivo es bastante obvio y me parece una soberana estupidez que pienses que no va ha tener consecuencias, puede que no te pidan que recojas y te vayas por incumplimiento de contrato pero existe una cosa llamada lista negra y entraras a formar parte de ella. Sin mas. No volverás a acudir a un evento a “hacer el agosto” por que no se te va ha permitir que le hagas la competencia desleal a los que se han pasado horas ante un ordenador, maquina de coser o cualquier otra herramienta con la que crean lo que venden.

Por lo demás muchas gracias a Oruga Calva y a todos los que os pasasteis, fue un placer veros de nuevo.