28 abr. 2014

Mercado artesanía en Pinto

Normalmente cuando acudes a un evento tienes ciertas expectativas: una organización clara, que sea en un espacio lo mas apto posible y en el cual compense pagar lo que muchas veces piden; no esperas encontrarte con que la organización es como mucho caótica hasta el punto del desastre, el local en realidad esta adaptado a un único uso -aquel para el que ha sido acondicionado en realidad- y que el viaje y tiempo invertido no han servido para nada.





Cuando llegué al lugar donde se celebraba el evento me percate de que si bien no era ideal podía tener bastante potencial si se aprovechaba de forma adecuada, ilusa de mi descubrí que no, mientras muchas de las participantes estaban en lo que llamaremos la sala principal algunas de ellas fuimos relegadas a una sala en un lateral del local donde la gente entraba por que se lo indicaban, donde hemos tenido que atar -sí, como leéis- atar una puerta para que permaneciera abierta con el consiguiente perjuicio a la hora de moverte en una habitación de espacio medio donde había tres puestos de tamaño mediano/grande distribuidos, por supuesto, como buenamente se podía.

La publicidad ha pesar de lo dicho por la gente de la organización brillaba por su ausencia, en la entrada del local no había ni un mal cartel cuanto mas en los comercios del barrio; las mismas participantes hemos sido las encargadas de repartir publicidad en otro evento cercano -no de las mismas características- en un intento por atraer gente, decorar el exterior para hacer ver que allí había “algo” montado... al final han acudido mas conocidos que clientes o gente verdaderamente interesada en este tipo de eventos. Con el panorama que eso supone.

Para mi no ha sido una buena experiencia, no pienso repetir y desde luego no aconsejo a nadie ir a futuros eventos organizados por Chicas Solobroches.

Como verás mi blog no tiene comentarios. Si quieres decir algo con respecto a los post puedes hacerlo en Facebook