30 jun. 2012

DIY: Sandalias nuevas vs Tobillos propios

Aprovechando las rebajas tenía intención de hacerme con unas sandalias romanas, pero mis tobillos no son precisamente lo que se podría definir como “la media”, por lo que tenía un problema con ese tipo de calzado. Hasta que se me ocurrió cambiar parte de las cintas de cuero por una de rasete.

Necesitas:
Sandalias “al gusto”.
Cinta de rasete adecuada, medida según la que necesites.




Hay que tener en cuenta un detalle, las cintas de cuero tienen que poder quitarse para sustituirlas; si puedes comprarlas de este tipo no te volverás loca para buscar la forma de cambiarlo.




 Quita las cintas de cuero y pon las de rasete.





Ya tienes unas sandalias válidas para todos los tobillos.




Como verás mi blog no tiene comentarios. Si quieres decir algo con respecto a los post puedes hacerlo en Facebook